Santo Domingo, República Dominicana • Sábado 15 de Diciembre, 2018

Alerta en Florida: huracán Michael ya es categoría 4 y temen sea “la tormenta más devastadora en décadas”

Los vientos podían sentirse en un radio de hasta 72 kilómetros desde el ojo y ya superaban los 225 kilómetros por hora, de acuerdo con lo publicado por el diario The Washington Post.

Tallahassee.- De tormenta tropical a ciclón incipiente, a huracán, a huracán de categoría 2, de categoría 3, y ahora, de categoría 4. Se espera que Michael toque tierra este miércoles en la costa sudeste de Estados Unidos ya como “extremadamente peligroso”, según el parte del Centro Nacional de Huracanes.

A las 2:00 de la madrugada, su vórtice estaba a unos 289 kilómetros al sur-suroeste de Panama City, Florida , y a unos 273 kilómetros al suroeste de la ciudad de Apalachicola.

Los vientos podían sentirse en un radio de hasta 72 kilómetros desde el ojo y ya superaban los 225 kilómetros por hora, de acuerdo con lo publicado por el diario The Washington Post.

Las autoridades esperan que Michael se convierta en uno de los peores huracanes en tocar la zona de Panhandle (la parte más noroccidental del estado de Florida), con una peligrosa marejada ciclónica de hasta cuatro metros.

De hecho, desde hace días el presidente Donald Trump comparte información al respecto del huracán en sus redes sociales.

“Es imperativo que presten atención a las instrucciones de los funcionarios estatales y locales. ¡Por favor estén preparados, tengan cuidado y cuídense!”, escribió en un mensaje este martes.

Por su parte, las autoridades de Florida dijeron que unas 375 mil personas tienen orden de evacuar la costa del Golfo de México.

La medida abarca 22 condados que se preparan para el impacto del “monstruoso” huracán que podría llevar “devastación total” al noroeste del estado estadounidense cuando toque tierra en las próximas horas.

Ante este panorama, el Servicio Meteorológico Nacional en la capital del estado, Tallahassee, emitió un llamamiento para que las personas cumplan con las órdenes de evacuación.

“El huracán Michael es un fenómeno sin precedentes y no puede compararse con ninguno de los anteriores. No arriesgue su vida, váyase AHORA si se le pidió hacerlo”, indicó.

Además, el gobernador Rick Scott escribió en Twitter: “Las decisiones que usted y su familia tomen en las próximas horas pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte”.

Más temprano había dicho que Michael podría ser “la tormenta más devastadora que haya afectado Florida en décadas”.

“Es su última oportunidad para prepararse para esta tormenta monstruosa y mortal”, había agregado después.

Este martes Trump emitió una declaración de estado de emergencia para Florida ante el arribo del huracán, lo que permite liberar medios materiales suplementarios y fondos federales.

Tras golpear Florida, Michael podría tocar “partes de Georgia y, lamentablemente, otra vez Carolina del Norte y del Sur”, ya golpeadas por Florence hace un mes, que causó unos 40 muertos y miles de millones de dólares en daños.

Provisiones
Los llamados se multiplicaron por todo el estado que los ciudadanos se pusieran a resguardo. “Si usted está en medio de una marejada, no sobrevivirá”, dijo el gobernador, quien desplegó 2500 guardias nacionales para responder a la amenaza.

Si los residentes “deciden quedarse, habrá un momento en que no podremos llegar hasta donde estén”, dijo el jefe de bomberos de Panama City Beach, Larry Couch.

“Cerraremos las operaciones en algún momento y, cuando lo hagamos, tendrán que arreglárselas solos”.

Mientras tanto, los vecinos del estado compraron provisiones en los supermercados, hicieron largas filas en las estaciones de servicio y recogían sacos de arena para proteger las viviendas.

El año pasado, una serie de huracanes azotó el Atlántico occidental. Los más arrasadores fueron Harvey en Texas, Irma en el Caribe y Florida, y María, que azotó el Caribe y dejó casi 3000 muertos en Puerto Rico. La temporada de huracanes del Atlántico termina el 30 de noviembre.

 

Agencias AP y AFP
Fotos: AFP, REUTERS y AP