Santo Domingo, República Dominicana • Jueves 20 de Junio, 2024
domingo 30 agosto, 2020

Banreservas pone a disposición pymes RD$5 mil MM para amortiguar crisis financiera

Banreservas anuncia feria hipotecaria ExpoHogar 2019
Las solicitudes de refinanciamiento serán motorizadas en el Comité de Crédito para ser otorgadas a partir del día 2 de septiembre.

Santo Domingo.- El Banco de Reservas anunció este domingo que destinará RD$5,000 millones para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que precisen de capital para superar la situación económica que generó el COVID-19, disposición que se inscribe dentro del mecanismo de flexibilización para financiamientos y refinanciamientos de préstamos a través de la Facilidad de Liquidez Rápida (FLR).

Samuel Pereyra, administrador general de Banreservas, expresó que la entidad flexibilizará los préstamos y dotará de respaldo económico a las pymes que tengan potencial para contribuir a dinamizar las economías locales, generar empleos y satisfacer las necesidades de consumo de la población.

“El desembolso de estos fondos constituye una prueba fehaciente de nuestro compromiso de impulsar el desarrollo económico nacional y potenciar el bienestar financiero de miles de personas”, manifestó.

Dentro de las prioridades de la entidad se encuentran el respaldo a los sectores productivos del país, como son turismo, agropecuario, exportador, zonas francas y de construcción, entre otros que contribuyen a crear empleo y reducir la pobreza, reiteró Pereyra.

Las solicitudes de refinanciamiento serán motorizadas en el Comité de Crédito para ser otorgadas a partir del día 2 de septiembre.

Condiciones flexibles
El mecanismo FLR, dispuesto por el Banco Central, tiene como objetivo mejorar las condiciones en que se encuentran los deudores, en especial aquellos sectores productivos, mipymes y hogares afectados por la pandemia, que necesiten refinanciar sus deudas bajo condiciones más flexibles, así como obtener recursos frescos en condiciones favorables.

Mediante este mecanismo las pymes podrán acceder a recursos frescos para capital de trabajo, desarrollo de nuevas actividades productivas, que permitan impulsar el consumo y la inversión privada, según la disposición del Banco Central.

En tanto que los deudores que estaban al día en sus pagos al 29 de febrero de 2020, y que pudieron haberse atrasado en sus pagos debido a la pandemia del COVID-19, puedan mejorar las condiciones de sus financiamientos, en términos de tasas de interés, plazos y otras facilidades.

Esta flexibilización, precisó el Banco Central, en un comunicado reciente, para los refinanciamientos de deuda, “propiciará un alivio financiero para los sectores productivos y hogares, al tiempo que agilizará el uso de la Facilidad de Liquidez Rápida, contribuyendo a que se mantenga el dinamismo en el crédito privado y generando las condiciones adecuadas para la recuperación gradual de la actividad económica”.