Santo Domingo, República Dominicana • Sábado 19 de Octubre, 2019

¿Puede una taza de café al día ayudar a bajar de peso?

Estudio revela que una taza de café al día ayuda a bajar de peso produciendo 'grasa marrón', (Fuente Getty Images).
La grasa parda metaboliza los alimentos en energía activando la llamada proteína de desacoplamiento 1 (UCP1), que existe en las mitocondrias del tejido adiposo marrón.

Redacción.- La cafeína podría convertirse en una nueva herramienta para luchar contra la obesidad y la diabetes de acuerdo a una investigación que afirma que beber una taza de café estimula la ‘grasa marrón’, responsable de quemar calorías en nuestro cuerpo.

Una vez más la ciencia se pone de nuestra parte (de la de los amantes del café) y revela nuevos datos de esta reconfortante y adictiva bebida. Un estudio publicado en la revista Scientific Reports ha descubierto que el café activa la grasa marrón del organismo y es capaz de ayudarnos a perder peso.

Nuestro organismo contiene diversos tipos de grasas que nos proporcionan energía y nos ayudan a combatir el frío, entre otras funciones.

Por ejemplo,el tejido adiposo marrón (BAT por sus siglas en inglés) genera calor corporal al quemar calorías gracias a las mitocondrias que contiene; a diferencia de la grasa blanca, que es el resultado de almacenar el exceso de calorías y por eso está asociada con trastornos metabólicos.

Las personas con un índice de masa corporal (IMC) más bajo, por lo tanto, tienen una mayor cantidad de grasa marrón.

“La grasa marrón, -explica Michael Symonds, codirector del estudio, en un comunicado- funciona de manera diferente a otras grasas del cuerpo y produce calor al quemar el azúcar en respuesta al frío. El aumento de su actividad mejora el control del azúcar en la sangre ayudando a perder peso”.

Sin embargo, hasta ahora, nadie había encontrado una manera aceptable de estimular su actividad en humanos. Este es el primer estudio en humanos que muestra que una taza de café puede tener un efecto directo en nuestras funciones de grasa marrón.

«Esta grasa marrón o grasa parda se creía que solo estaba presente en los recién nacidos, pero en la actualidad está confirmado que los adultos tenemos unos 100 gramos en la zona clavicular e intervertebral, hasta el punto de considerarla como un ‘órgano’ más», apunta a Alimente la nutricionista Amil López Viéitez, autora de la Dieta Coherente.

Por otro lado, expertos como el doctor Paul Lee, del Garvan Institute of Medical Research, que ha liderado investigaciones sobre el tema, ya adelantaron que la capacidad natural para quemar energía de este tejido adiposo más oscuro “la convierte en un objetivo terapéutico potencial contra la obesidad y la diabetes», tal y como contó a BBC News.

Las implicaciones de estos resultados son bastante grandes, ya que la obesidad es un importante problema de salud para la sociedad y también existe una creciente epidemia de diabetes; este trabajo sugiere que la grasa marrón podría ser parte de la solución.

En qué consistió la investigación
Para probarlo, los investigadores usaron técnicas de imagen térmica para rastrear las reservas de grasa marrón del cuerpo y evaluar su capacidad para producir calor.

En una primera fase analizaron cómo estimulaba el café la grasa parda en un cultivo de células humanas. Después de varias repeticiones en las que determinaron la dosis óptima, pasaron directamente a humanos, para comprobar in vivo si los resultados eran los mismos.

Los participantes tuvieron que tomar una taza de café justo antes de someterse a una prueba de imagen térmica capaz de rastrear las reservas de grasa marrón en el cuerpo.

“De nuestro trabajo anterior, sabíamos que la grasa marrón se encuentra principalmente en la región del cuello, por lo que pudimos visualizar a alguien inmediatamente después de tomar una bebida para ver si la grasa marrón se calentaba”, explica el profesor Symonds.

Así actúa
La grasa parda metaboliza los alimentos en energía activando la llamada proteína de desacoplamiento 1 (UCP1), que existe en las mitocondrias del tejido adiposo marrón. En relación a la utilidad del café estudios anteriores han vinculado el consumo de cafeína con la pérdida de peso y un mayor gasto de energía. Sin embargo, los científicos aún no habían estudiado el vínculo entre el café y la activación de UCP1.

Cosa que sí ha conseguido probar el equipo de investigadores de la Universidad de Nottingham: la exposición a la cafeína elevaba los niveles de UCP1 y aumentaba el metabolismo de las células. Estos efectos “se asociaron con cambios estructurales de color marrón” en las mitocondrias y las gotitas de lípidos.

Los investigadores compararon los efectos de beber una taza de café con los del agua potable y encontraron que el café estimuló la temperatura de la región supraclavicular, que corresponde al área donde se acumula grasa marrón en los humanos, y que “es indicativo de la termogénesis”.

Por tanto, los resultados fueron positivos; efectivamente, el consumo de esta bebida movilizaba dichas grasas. Ahora deben determinar que la cafeína como uno de los ingredientes del café, actúa como estímulo o si hay otro componente que ayude con la activación de la grasa marrón.

Actualmente están considerando los suplementos de cafeína para evaluar si el efecto es similar. Una vez que hayan confirmado qué componente es responsable de esto, podría potencialmente usarse como parte de un régimen de control de peso o como parte del programa de regulación de la glucosa para ayudar a prevenir la diabetes.

 

Por La Redacción
Fuente: Mónica De Haro
Yahoo Vida y Estilo