Santo Domingo, República Dominicana • Miércoles 17 de Abril, 2024
jueves 5 enero, 2023

Rechazo a Fideicomiso Público: Justicia y Transparencia estima es inconstitucional y sugiere correcciones

Llamó a la autoridades a examinar la experiencia comparada en la materia de México, que ha cerrado en la presente administración de gobierno unos 180 fideicomisos y los recientes decretos del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasil, que de un plumazo dejó sin efecto 10 fideicomiso.

Santo Domingo.- El presidente de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT), reiteró este jueves su oposición al proyecto de Fideicomiso Público, que fuera aprobado por el Senado, pendiente de validación y conocimiento en la Cámara de Diputados, por contener el mismo, varias incongruencias y posibles inconstitucionalidades, que deben ser subsanadas.

Trajano Potentini, al ser entrevistado en el programa Matinal 5, en Telemicro, canal 5, explicó en detalles, las falencias del proyecto, tras proponer de manera puntual, los correctivos de rigor, incluyendo para ello, un consenso de la clase política que, además contemple vistas públicas.

Llamó a la autoridades a examinar la experiencia comparada en la materia de México, que ha cerrado en la presente administración de gobierno unos 180 fideicomisos y los recientes decretos del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasil, que de un plumazo dejó sin efecto 10 fideicomiso.

LEA: Aseguran fideicomisos públicos serán regulados por Ley de Compras Públicas

Incongruencias e inconstitucionalidad
Sobre las incongruencias y posibles inconstitucionales, el jurista destacó, las ambigüedades y poca claridad, con las contrataciones públicas y el acceso a la información, el carácter irrevocable, además de la duración de hasta 30 años de los fideicomiso y la composición de los comité técnico en donde el sector privado de 5 integrantes podría tener 3, y con ello la mayoría en la decisiones.

Potentini citó que el presidente necesitaría aprobación congresual para el endeudamiento en un fideicomiso, que va a ser constituir, “no así una vez constituido el fideicomiso, donde podrán los administradores, no solo endeudarlo a sus anchas, sino, además, sin que esto sea parte, o figure como deuda pública”.

LEA: Ministro de la Presidencia advierte no permitirán oposición torpedee proyecto ley de fideicomiso

“También constituye motivo de preocupación, la participación de la Superintendencia de Bancos como órgano regulador, desvirtuando la naturaleza del órgano y más aún su delicada función, orientada a un entorno privado, de uno de los temas más delicados de nuestra economía, como lo es el sector financiero, ello sumado como agravante, a que el proyecto no considera de forma expresa, el que una vez aprobada la ley de Fideicomiso Público, se modifiquen todos los aspectos que le sean contrarias, fundamentalmente en los más de 20 fideicomisos vigentes a la fecha”, precisó por medio de un documento de prensa.

Igualmente, Potentini manifestó que es de preocupación “la incorporación de más fideicomiso, sobre el fideicomiso inicial y sin la necesidad de un decreto fundante para su creación, con la facultad extensiva de crear también fideicomisos, a los demás poderes del Estado y órganos constitucionales, como el Tribunal Constitucional, Superior Electoral, entre otros, desconociendo la naturaleza y orientación de estos, ajenos por demás al manejo de la administración pública, propio de la competencia de la esfera gubernamental”.

Propuestas de corrección para compatibilizar proyecto con la constitución

Primero: Incluir limitaciones y topes prudenciales a la capacidad que tendrían los administradores del fideicomiso para endeudarse, salvo tramitación y aprobación congresual, además de registrar y considerar cualquier préstamo o compromiso de endeudamiento, como deuda pública en los organismos estatales correspondientes, nos referimos al Ministerio de Hacienda.

Segundo: Integrar en el proyecto, el carácter revocable de los Fideicomisos Públicos, así como una duración renovable, que no exceda los periodos constitucionales de gobierno, además de la capacidad del gobierno de turno, a continuarlo o dejarlo sin efecto, en suma, de la misma forma que se crea con un decreto, por un tema de jerarquía normativa en el tiempo, también derogarse por otro decreto.

Tercero: Sobre la conformación del comité técnico como órgano ejecutivo de dirección, aumentar a tres (3), como mínimo el número y participación de los entes estatales en la dirección y gobierno de los fideicomisos, nunca una cantidad inferior que le dé mayoría al sector privado.

Cuarto: Sustituir a la Superintendencia de Bancos como órgano rector de la regulación de los fideicomisos, volviendo a la propuesta original del propio gobierno, que, en la primera propuesta de ley, sobre los fideicomisos públicos, creaba un centro para la dirección y regulación de los mismos.

Quinto: En materia de compra y contrataciones públicas artículos 13 y su párrafo, del proyecto, solo se debería explicar consignar, que para todo lo relativo a los fideicomisos aplicara plenamente las leyes y reglamentos sobre la materia, (fundamentalmente la 340-06), nunca supeditando su aplicación a los principios, los cuales no tienen fuerza, si no encuentran como base un contenido normativo de naturaleza legal, llámese leyes aprobadas por el congreso, nunca un reglamento para cada fideicomiso, aprobado por la dirección de compras y contrataciones públicas.

Sexto: de igual forma en materia de acceso a la información pública, sólo debería expresarse en el proyecto, que para todo lo relativo a los fideicomiso aplicaran plenamente todas las leyes y reglamentos sobre la materia, (especialmente la ley 200-04 y sus reglamentos), no así como está previsto en el artículo 14, del proyecto y su párrafo, donde limitan el acceso a la información, para aquellas informaciones, que son objeto de registro público, casos en los cuales, ni siquiera se necesita acceso a la información, puesto que diversas leyes por la naturaleza de las informaciones las mantiene en línea, para todo el público, por ejemplo una inscripción de una hipoteca o transferencia de título, etc..

Séptimo: eliminar del proyecto la facultad que tendrían los demás poderes públicos y órganos constitucionales de crear fideicomiso, en razón de que estarían desnaturalizando su función, por ejemplo, que haría la Junta Central Electoral, o el Tribunal Constitucional, creando fideicomisos.

Octavo: Finalmente seria de capital importancia el incluir de manera expresa en la parte final del proyecto, el que la referida ley aplicará para todos los fideicomisos en curso, incluso dándoles un plazo de 90 días, a partir de la entrada en vigencia de la ley, para que estos se organicen y adecuen sus contratos a los dictados y régimen de la nueva ley, entre otros problemas, también a examinar.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES