Santo Domingo, República Dominicana • Sábado 24 de Febrero, 2024
viernes 7 octubre, 2022

Piden presidente Biden detener deportaciones haitianos y tomar acciones en favor de ese país

Los senadores Edward J. Markey, Elizabeth Warren, Patrick Leahy y Bernard Sanders, además de otros nueve miembros del Congreso, enfatizaron que “No hay tiempo para la demora”.

Redacción.- Congresistas de Estados Unidos dirigieron una comunicación al presidente de ese país Joe Biden, en la que externan su preocupación por la situación en Haití, misma que indican ha empeorado desde el asesinato de su presidente Jovenel Moise hace más de un año.

En la misiva de unas tres páginas, piden a Biden tomar acciones en favor de mejorar las condiciones de Haití, entre ellas la detención inmediata de las deportaciones de migrantes haitianos en contra de su voluntad.

Indican además, la falta de progreso en el establecimiento de un gobierno haitiano que sea consistente con la constitución y cuente con el respaldo del pueblo haitiano.

Además de esto, proponen varios pasos que a su juicio, EE.UU. puede tomar desde el gobierno para despejar el camino para que el pueblo haitiano termine el estancamiento actual y hacer realidad sus aspiraciones democráticas.

Los senadores Edward J. Markey, Elizabeth Warren, Patrick Leahy y Bernard Sanders, además de otros nueve miembros del Congreso, enfatizaron que “No hay tiempo para la demora”.

Los congresistas indican que desde el 20 de julio de 2021, Haití está dirigido por el Primer Ministro de facto Dr. Ariel Henry, quien asumió este cargo luego de una lucha de poder con el entonces primer ministro Claude Joseph.

“Henry no tiene mandato constitucional o popular; no se han celebrado elecciones desde 2016 y el Parlamento haitiano se disolvió en 2020; y el poder judicial está en ruinas, en gran parte debido a la intromisión política”, expresa la carta.

En el texto, detallan las problemáticas del vecino país, como las situaciones humanitarias y de seguridad, de las que indican también “han descendido en espiral”.

Menciona a las bandas criminales, que de manera efectiva han controlado los puertos y la mitad de Haití y que además tienen estrechos vínculos con las clases políticas y económicas.

“Estas pandillas impiden la distribución de asistencia humanitaria, incluso a los más de cinco millones Haitianos (la mitad de la población de Haití) que requieren asistencia alimentaria”, sostienen.

Para los congresistas ninguno de estos importantes problemas puede abordarse de forma aislada. Ni sin que se celebren libres y justas elecciones.