Santo Domingo, República Dominicana • Jueves 23 de Mayo, 2024
jueves 26 enero, 2023

Ojo: Si su niño sufre dolor de cabeza constante podría ser un tumor cerebral

También es importante atender de manera inmediata si hay pérdida de visión, pérdida de alguna función motora, o falta de control de la vejiga o los esfínteres. La doctora Fonseca reiteró que es importante pensar en estas patologías para poder hacer un diagnóstico adecuado y temprano.

Santo Domingo.- Estudios revelan que los tumores del sistema nervioso central (conocidos como tumores cerebrales y en la médula espinal) posicionan el segundo tipo de cáncer más frecuente en la infancia, motivo por lo que la Sociedad Dominicana de Pediatría dedica hoy su encuentro de actualización médica al estudio de estas afecciones y a la orientaciones sobre el mejor abordaje de quienes lo padecen.

La información fue expuesta por Adriana Fonseca, pediatra hemato-oncóloga y neuro-oncóloga del Children’s National Hospital, quien profundizó sobre los signos de alerta y los pasos de seguimiento ante estos casos. La experta reiteró que estos tipos de tumores son el tumor sólido más frecuente en niños.

“Hay un amplio espectro entre tumores que afecta a este sistema, los cuales van desde los tumores de bajo grado, que probablemente solo necesiten observaciones clínicas, quizás otras intervenciones (como cirugía o quimioterapia) hasta otros tumores que son muy agresivos. La forma de cómo se presentan clínicamente va a depender de: 1. La localización del tumor, 2.La edad del paciente y 3. Qué tan rápido este tumor está creciendo”, agregó.

Tumores frecuentes
Los tumores del sistema nervioso central más propensos en la etapa pediátrica varían acorde a su rango de edad, explicó la experta. Los tumores de glioma de bajo grado son de los más frecuentes, pero este dependerá mucho de la edad de cada paciente.

En niños menores de 5 años los tumores embrionarios, como el meduloblastoma es el más común; seguido por los gliomas de bajo grado y tercero dentro de su categoría son los gliomas de alto grado.

Principales síntomas
La doctora Adriana Fonseca explicó que la mayoría de los síntomas parecen cotidianos pero recomienda estar atentos ante su persistencia y cómo se relacionan cada uno de ellos; el principal de estos: un dolor de cabeza constante.

“Una de las cosas que generalmente nos preocupan más es si hay un dolor de cabeza en un niño muy joven; generalmente los niños pequeños no se quejan de dolor de cabeza. Si se queja, hay que evaluar con más detalles”, puntualizó.

Después de los 5 años, si ese dolor de cabeza es persistente durante el día y está asociado con náuseas, vómitos en proyectil (un vómito muy forzado) o si se levanta con dolor de cabeza como primer aspecto en la mañana, es recomendable una revisión médica.

Fonseca señaló que hay otros signos más rápidos de detectar por su urgencia. Hay pacientes que pueden presentar convulsiones ( en este caso, es importante hacer pruebas de imágenes para tener la certeza de que no hay ninguna lesión ocupando espacio); o si el niño/a presenta algún déficit neurológico ( es decir que no puede mover los ojos adecuadamente, no mueve la mitad de la cara, tiene problemas para tragar, no puede mover una mano o pie, o si tiene síntomas de hormigueo en las manos y pies) para mencionar algunos aspectos.

También es importante atender de manera inmediata si hay pérdida de visión, pérdida de alguna función motora, o falta de control de la vejiga o los esfínteres. La doctora Fonseca reiteró que es importante pensar en estas patologías para poder hacer un diagnóstico adecuado y temprano.