Santo Domingo, República Dominicana • Martes 11 de Diciembre, 2018

Entidad condena atropello policíaco-militar contra periodista Altagracia Ortiz y su esposo


Yris Neida Cuevas, presidente de Cipesa, pide al presidente Danilo Medina y al director de la Policía Nacional investigar el hecho.

Santo Domingo.- El Círculo de Periodistas de la Salud (Cipesa) condenó este lunes el atropello y abuso de poder cometido contra la periodista Altagracia Ortiz y su esposo  Carlos Feliz Cuello por parte de una patrulla mixta de la Policía y el Ejército, según lo narrado por la profesional y miembro de esta entidad.

Yris Neida Cuevas, presidente del gremio que agrupa a periodistas que cubren la fuente de la salud, indicó que no le sorprende la actitud de la policía porque ese drama lo viven a diario decenas de ciudadanos y ciudadanas, por lo que pidió al presidente Danilo Medina y al director de la Policía Nacional investigar el hecho.

Indicó que la periodista y su pareja vivieron momentos de tensión y riesgo, de acuerdo a la denuncia de Ortiz, a través de las redes sociales.

“Condenamos esa actitud con la colega Altagracia Ortiz y su esposo, dos profesionales con alta consideración en la sociedad dominicana y que cualquier autoridad puede ver en su perfil que no son delincuentes y por tanto, si los mandan a detenerse deben dispensarle un buen trato y no someterlos a una situación de riesgo como ha contado la propia periodista, quien se ha destacado por el gran trabajo que realiza a favor del periodismo de salud”, indicó Cuevas.

Consideró que esas patrullas mixtas están “supuestamente para salvaguardar la seguridad de las personas y no para atropellar y lamentablemente estamos viviendo momentos difíciles, donde las personas tienen miedo de los agentes policiales”.

Altagracia Ortiz narra los hechos  
De acuerdo a la denuncia de Altagracia Ortiz, la noche de este domingo, a eso de las 8.35 de la noche mientras transitaba con su esposo por la avenida Anacaona, una patrulla mixta del Ejercito Nacional y la Policía Nacional les mandaron a detenerse, le solicitaron sus documentos y pidieron revisar su vehículo.

Al recibir las luces intermitentes por parte de una patrulla mixta de la Policía y el Ejército, se detuvieron antes de llegar al restaurante El Lago, ahí les pidieron papeles, Féliz entregó licencia y cédula, pero insistían en que les entregaran seguro y matrícula, además de querer revisar el vehículo, porque estaba tintado. Su actitud era beligerante.

Dicen que comunicaron a la patrulla que irían a un destacamento y cuando se dirigían al destacamento de la Cayetano Germosén, vía la avenida Luperón, fueron perseguidos por la patrulla, y en el semáforo de la Luperón, esquina avenida de la Salud, nos detuvimos porque el semáforo estaba en rojo, la camioneta policial se pasó delante y dijo a los demás conductores que se detuvieran que estábamos huyendo, un raso apellido Cruz Acosta disparó del lado del conductor hacia la goma, cuando el semáforo cambio en verde, siguieron hacia el destacamento, pero la goma estaba averiada y tuvieron que permanecer por casi dos horas y media frente al puesto de chicharrones.

Mientras estuvieron ahí, fueron rodeados por casi 30 policías armados con armas largas y cortas. La patrulla mixta era dirigida por el segundo teniente Abreu Freddy, esa patrulla hace sus labores en el trayecto de la casa del presidente Medina.

Cuenta que en todo momento los responsables de guardar la integridad ciudadana mantuvieron una actitud de permanente beligerancia y prepotencia.

Se comunicaron con un coronel amigo, quien les habló, pero sus integrantes hicieron caso omiso. Luego de muchas intervenciones, tras la intervención y mediación de un mayor de la Policía, lograron llegar a su casa.

 

Por La Redacción
extradigital.com.do

NOTICIAS RELACIONADAS