Una mesa de trabajo

Se están produciendo alzas en los precios de los alimentos, en las materias primas y en los materiales de construcción.

La primera conclusión a la que debemos llegar es que son los efectos de la pandemia del COVID-19.

Donde primero sentimos esa realidad fue en los materiales y los equipos médicos para atender las urgencias sanitarias.

Es una situación delicada, porque muchos de los factores no están en nuestras manos para resolverlos.

Quizás nuestra principal, o única opción, es aminorar los efectos de esta situación internacional.

Creemos que convendría una mesa de trabajo del Gobierno y los empresarios para procurar decisiones razonables dentro de esta realidad.

Incluso, el CES podría ser muy útil.