Santo Domingo, República Dominicana • Lunes 18 de Junio, 2018

Expresidente Mejía sugiere aplicar Ley Migración y atender frontera para detener éxodo de haitianos; dice PLD generaliza corrupción en el Estado

Manifestó que para enfrentar los problemas nacionales hay que tener carácter, vocación de servicio y de trabajo, ser consecuencia de los principios.

Santo Domingo.- El expresidente de la República Hipólito Mejía manifestó que para detener la “gran corrupción” que afecta la sociedad dominicana se necesita una gran voluntad política de las autoridades, así como de la participación de los distintos sectores sociales.

Consideró que la corrupción ha hecho metástasis en todos los órganos de la sociedad, lacerando la eficacia de las instituciones, afectando que el crecimiento económico del país, se convierta en desarrollo real de los dominicanos, en un real mejoramiento de las condiciones de vida de la mayoría, así como la reducción de los niveles de pobreza, que cada día es mayor, entre otros factores, marcado por la mala distribución de la inversión en el país.

Al participar como invitado al programa “Sin medias tintas” que producen los jóvenes periodistas Ramón Baldeyaque, Héctor Gómez y César Sánchez, por el canal 6, cada sábados a las 2:00 de la tarde, el exmandatario aseguró que el Partido de la Libración Dominicana (PLD) ha defraudado al pueblo dominicano, desde el gobierno, principalmente a mucha gente joven y decente que confió en esa organización, bajo las orientaciones del profesor Juan Bosch.

Calificó que los gobiernos del PLD son los principales responsables de la generalización de la corrupción, con la aplicación de lo que denominó “un gran y agresivo plan político” iniciado en el 2004, de controlar todos los poderes del Estado, especialmente la Justicia, para garantizar la impunidad general que vive la sociedad y así proteger a sus principales dirigentes involucrados en el enriquecimiento ilícito.

Migración
En cuanto al fenómeno de la alta migración de extranjeros ilegales en el país, Mejía propuso que además de una correcta aplicación de las leyes migratorias, se tome la frontera con Haití como el lugar donde físicamente inicia la patria.

“El gobierno tiene aumentar la seguridad a los dominicanos que se queden viviendo en la zona fronteriza y para ello es muy necesario promover el desarrollo económico y social de las familias dominicanas en la frontera, garantizando la inversión en los pueblos fronterizos, auspiciando una población dominicana en la zona que lleve el orgullo de ser dominicano y defienda cultural y económicamente la dominicanidad allí”, dijo.

Dijo que para él la patria inicia en la frontera con Haití, razón por la que promovió en su gestión las leyes de desarrollo fronterizo, nombré autoridades civiles y militares nativos de esos pueblos, a quienes les preocupaba el destino de su gente y luchaban por la integridad y el crecimiento de la zona.

Dijo además que “el país tienen un presidente, inclusive que es de la zona, el cual ha dado más brinco que llevar soluciones al Sur y a la frontera”

Al mismo tiempo se quejó de que los líderes comunitarios y políticos actuales de los pueblos del Sur y la frontera no unifiquen y dinamicen sus esfuerzos como antes para lograr del Estado una mayor atención a las necesidades de sus demarcaciones y sus respectivas poblaciones.

Justifica aspiraciones
Al responder el cuestionamiento de por qué aspira a la presidencia nuevamente, dijo “ estos problemas de la enorme corrupción que vive el país, de la no priorización en la inversión en los sectores productivos, el crecimiento irresponsable de la deuda pública, motivan a que aspire a conducir, ahora con mayor experiencia, un país que merece que lo gobiernen con mayor sensibilidad, transparencia, carácter y más atención y prioridad a la familias que trabajan, a una juventud cuyas expectativas se desvanecen, dedicarle voluntad para enfrentar la impunidad”.

Resaltó que en cuanto a la inseguridad que vive el país se necesita fortalecer las funciones de las instituciones y afirma que existe debilidad en enfrentamiento a la delincuencia.

Dijo “no se puede permitir que asesinen policías como si fueran huérfanos, mostrando que no hay respeto a la dignidad de los uniformados y su importante rol en la garantía de la seguridad ciudadana. Cuando fui presidente dejé mi impronta en ese sentido, demostré que la Ley era para todos, asumí con responsabilidad mi función.

Manifestó que para enfrentar los problemas nacionales hay que tener carácter, vocación de servicio y de trabajo, ser consecuencia de los principios.

Dijo que ha dado demostración de que es un conciliador, que valora la participación de todos los sectores en la conducción de la Nación, sea desde el gobierno como desde fuera del mismo.

Creo en el gran aporte, regulado de los sectores productivos, empresarios responsables, para ello he demostrado el despojo del ego. Creo que todos tienen algún nivel de razones en sus criterios.

“He mantenido mi posición de siempre. He sido leal al pensamiento y la historia de José Francisco Peña Gómez y de Antonio Guzmán, dos extraordinarios seres humanos que me orientaron en la política. Tengo sentido de la lealtad. Jamás traiciono. Estoy preparado para la política. Decir la verdad se paga, pero no le temo. La gente sabe que no oculto mi verdad. Que no miento”.

“Soy un padre de familia y veo la sociedad como una familia grande. Mi fortaleza es la rectitud personal y familiar”, dijo.

 

Por La Redación
extradigital.com.do