Santo Domingo, República Dominicana • Viernes 27 de Enero, 2023

(Video) Comerciante herido con estocada en el cuello por venezolana pide investigación objetiva

Ramírez Medina dijo que lleva cinco meses preso sin conocerle revisión obligatoria de la medida de coerción.

Santo Domingo.- Un comerciante que estuvo a punto de perder la vida como consecuencia de una estocada en el cuello que por milésima no afectó las venas aorta y carótida, propinada por una venezolana, con la que sostenía una relación sentimental ocasional pidió hoy al Ministerio Público que haga una investigación objetiva sobre su caso tras asegurar que no ha cometido ningún delito para mantenerlo en prisión.

Orlando Ramírez Medina dijo “me vi al borde de la muerte”, mientras la venezolana que estuvo a punto de matarlo se encuentra en libertad.

Dijo que lleva cinco meses preso en San Pedro de Macorís, sin que un tribunal conozca la revisión obligatoria de la medida de coerción que le corresponden por ley.

Denunció que el tribunal le concede todas las peticiones a la señora Mildred Alexandra Rivas Felizola, a pesar de que estuvo a punto de matarlo y que ahora pretenden extorsionarlo y chantajearlo para retirar querella en su contra. Indicó que presentan insistentemente incidentes en los tribunales.

Dijo que no está pidiendo favores, ni ayuda, lo único que ha solicitado es que el Ministerio Público haga su trabajo, su investigación, objetiva, donde se encuentre la verdad de lo sucedido.

Rivas Felizola se encontraba guardando prisión en una cárcel de Higüey, provincia La Altagracia, por cometer un intento de asesinato en contra del comerciante.

El comerciante explicó que en un año y dos meses después de ella atentar contra su vida, cuando ya el Ministerio Público, tenía preparada su acusación por el intento de asesinato, armó un entramado por un abogado y el programa de Nuria Piera, para querer aparentar de que el incidente que se presentó fue en su defensa y que por eso resultó herido, lo que definió como una vulgar mentira, ya que el Ministerio Público había hecho su investigación sobre lo que había sucedido.

“Ella alegaba de que era maltratada, teniendo el Ministerio Público de San Pedro de Macorís, conocimiento de que al momento de su arresto no presentaba ningún rasguño en su cuerpo”. Eso lo determinó la evaluación médica a la que fue sometida como protocolo a ser enviada a prisión.

“Ella pensó que yo me había muerto y cuando supo no me había muerto, en la noche se dio muchísimo golpes y utilizando eso como argumento hoy en día dices que yo se lo di”.

Dijo que la justica de San Pedro de Macorís se ha prestado al chantaje de la señora Rivas Felizola, acogiéndole todos los incidentes para impedir que se conozca la audiencia.

Indicó que para mantenerlo en prisión presentaron un incidente por sospecha legítima ante la Suprema Corte de Justicia y hasta que la suprema no decida esa situación los jueces se abstienen de conocer el proceso.

“Todo se ha tornado a raíz de la infamia que ella ha formulado, combinada con los abogados extorsionadores que han enviados personas a extorsionarme aquí donde guardo prisión”.

“Cuando ella está como victimaria, tienes todo el Defensor del Pueblo, Defensor Público a su favor y cuando la convierten en víctima ahí aparece un abogado privado que resulta y viene a ser el esposo de la primera sustituta de la Defensoría del Pueblo, que está defendiéndola y según ella la está defendiendo de gratis, sabemos lo que se está moviendo”, dijo.

Sostuvo que la narración que hace Rivas Felizola, no dice una sola verdad.

Rivas Felizola, venezolana, usó un cuchillo de 12 pulgadas para herir en la cara a punto de lesionarle la vena aorta y se encuentra en libertad a pesar de la gravedad del hecho que cometió.

La abogada Wendy Lora, denunció que lo sorprendente del caso es que la jurisdicción de San Pedro de Macorís no haya un juez de instrucción que conozca de la revisión obligatoria del proceso.

Su esposa Sugelis Marcano, denunció que hace un año le entregaron a su esposo casi muerto y que ahora está guardando prisión injustamente y que ninguna autoridad judicial ha tenido la amabilidad de ver su caso.

“Yo sé que si un juez se decide a ver su caso va entender todas las pruebas que poseen en contra de Rivas Felizola”.

El hecho de sangre ocurrió el 18 de junio del 2020, en el condominio Diana, del sector Hazim, San Pedro de Macorís y un año después la señora Mildred Alexandra Rivas Felizola, interpuso una querella por supuesta violencia de género y ahora quien guarda prisión es Ramírez Medina, sin haber cometido ningún delito y verse al borde de la muerte.

 

 

 

APOYA EL PERIODISMO INDEPENDIENTE

Si llegaste hasta acá… es porque te interesa la información rigurosa más allá del bombardeo informativo cotidiano.

Sin embargo, las noticias están bajo amenaza.

Hoy el sector comunicación enfrenta un desafío existencial sin precedentes: los ingresos publicitarios siguen cayendo estrepitosamente. Necesitamos de su ayuda.

Por años Extra Digital ha mantenido su libertad editorial siendo testigos de la desintegración de otros medios, el auge de informaciones erróneas, la competencia tecnológica y el ablandamiento de voces independientes.

La independencia significa para Extra Digital establecer su propia agenda y criterio informativo: libre de prejuicios comerciales y político, si como tampoco estar influenciados por propietarios o accionistas multimillonarios.

Su apoyo financiero significa que podremos seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto.

Cada contribución cuenta, grande o pequeña, para nosotros es muy valiosa.

Apoya a Extra Digital y al Grupo Informativo Dominicano, SRL., depositando desde RD$200.00, solo le llevará un minuto. Muchas gracias.

Cuentas: Grupo Informativo Dominicano, SRL.

Banreservas: No. 8100005298
Scotiabank: No. 77575885