Santo Domingo, República Dominicana • Viernes 19 de Abril, 2024
martes 18 julio, 2023

Departamento de Justicia investiga a Trump por tratar de anular las elecciones de 2020 

Trump escribió que “me han inculpado tres veces... y probablemente habrá una cuarta desde Atlanta”, y añadió en mayúsculas: “¡Esta cacería de brujas es pura interferencia electoral y uso (político) del poder policial como arma!” 

Washington.- El expresidente Donald Trump manifestó este martes 18 de julio que recibió una carta en la que se le informa que es objeto de una investigación del Departamento de Justicia debido a los disturbios que se presentaron en el Capitolio el 6 de enero de 2021, con el objetivo de anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020. 

Ese día, los partidarios de Trump asaltaron el lugar para intentar impedir que se certificara la victoria electoral del demócrata y hoy presidente de Estados Unidos, Joe Biden. 

“El trastornado Jack Smith, fiscal del Departamento de Justicia de (el presidente estadounidense) Joe Biden, envió una carta (...) que afirma que soy un OBJETIVO de la investigación del Gran Jurado sobre el 6 de enero (sic)”, dijo Trump en su plataforma Truth Social, donde además indicó que la carta la había recibido el domingo por la noche. 

El expresidente, favorito entre los republicanos para la nominación de un candidato a las presidenciales de 2024, dijo que le dieron “un plazo muy corto de cuatro días” para personarse ante un gran jurado, “lo que casi siempre significa un Arresto y Acusación”. 

“Esta caza de brujas tiene que ver con la interferencia electoral y un completo y total uso de la aplicación de la ley como arma política”, aseguró Trump. El mismo fiscal le ha imputado cargos por su gestión de documentos gubernamentales confidenciales después de irse de la Casa Blanca. 

Por su parte, un vocero del fiscal especial Jack Smith, cuya oficina conduce la investigación, se negó a hacer declaraciones. Además, los fiscales han dado a conocer una amplia red en su investigación sobre los intentos de Trump y sus aliados de bloquear la transferencia del poder al demócrata Joe Biden. 

Trump, se aprestaba a viajar en las próximas horas a Iowa, donde grabará una asamblea popular con Sean Hannity, un presentador de la cadena Fox News. Los fiscales en Georgia están investigando por su lado las gestiones de Trump para anular los resultados de la elección en ese estado. La fiscal del condado de Fulton indicó que prevé presentar cargos en las próximas semanas. 

Trump escribió que “me han inculpado tres veces... y probablemente habrá una cuarta desde Atlanta”, y añadió en mayúsculas: “¡Esta cacería de brujas es pura interferencia electoral y uso (político) del poder policial como arma!” 

¿Está en riesgo la candidatura de Trump?
Pese a que los republicanos lo consideran como el favorito para ganar la candidatura para las próximas elecciones presidenciales, un tercio de su partido tiene una opinión desfavorable de él, teniendo en cuenta que actualmente enfrenta varios juicios penales. Como, por ejemplo, que un jurado lo haya encontrado culpable de abuso sexual. 

Los favoritos iniciales no siempre obtienen la candidatura, pero la sensación creciente de la inevitabilidad de Trump despierta alarmas entre algunos republicanos que esperan —y desesperan— que el partido lo deje atrás. 

Larry Hogan, exgobernador de Maryland, es uno de los dirigentes republicanos convencidos de que una nueva candidatura de Trump le provocaría un desastre al partido en las elecciones y que por eso “están muy preocupados (…) La gente esperaba que a esta altura hubiéramos registrado mayores progresos”. 

Las encuestas dan a Trump entre 20 o 30 puntos, como mínimo, sobre su rival más próximo. Desde luego, los seis meses que restan antes de las asambleas partidarias en Iowa pueden ser una eternidad en política, donde suele haber cambios bruscos de una semana a la otra. Y Trump tiene puntos débiles, como las investigaciones federal y estatales de sus intentos de anular la elección de 2020 y la posibilidad de que se encuentre en la posición inédita de tener que ir a juicio y montar una campaña al mismo tiempo. 

Pero los detractores mismos reconocen que esos sucesos externos que muchos daban por sentado perjudicarían a Trump —los juicios criminales en Nueva York y Florida_no le han hecho mella. Al contrario, algunos votantes que contemplaban una alternativa han regresado al redil de Trump. 

Con información de AP* 

 

 

Por La Redacción 
Fuente: El País