Santo Domingo, República Dominicana • Sábado 19 de Octubre, 2019

Toy Story 4 «ataca a las familias por la espalda con una escena de lesbianismo», según grupo anti LGBTQ

El grupo One Million Moms ha protestado por la inclusión en Toy Story 4.
Toy Story 4 ya lleva recaudados casi 580 millones de euros y es la cinta animada más taquillera de 2019 –lo que, sumado al 98% de aceptación crítica que ostenta en Rotten Tomatoes, hace difícil pensar que esta campaña quite sueño a Pixar / Disney.

Redacción.- Aunque algunos quedásemos “traumatizados” tras la escena del incinerador de Toy Story 3, podemos estar de acuerdo en que la franquicia de Pixar emana sentimientos positivos e inspiradores perfectamente aptos tanto para pequeños y mayores.

Pero un grupo anti-LGBTQ no está de acuerdo en absoluto y sostiene que la cuarta entrega tiene como objetivo “reforzar la ideología gay” en los niños y contaminar sus mentes inmaduras.

Se trata de One Million Moms (“Un millón de madres”), un grupo de acción cristiana que asegura luchar contra la “indecencia” –concretamente señalando instancias de normalización de lo LGBTQ– que asegura que Disney ha “atacado por la espalda” a las familias con una “escena de lesbianismo” en Toy Story 4.

Si has visto la película, quizá te estés devanando los sesos para recordar de qué escena se trata. Pues bien, el grupo en cuestión se refiere a un par de momentos fugaces de la cinta animada, en los que vemos a dos mujeres dejando a su hijo en la escuela y recogiéndolo a la salida.

One Million Moms considera que de esta forma Disney trata de normalizar a las parejas de progenitores del mismo sexo y así corromper las mentes de los niños.

Según una publicación de su página web: “Consideramos que se trataba de una escena notablemente pequeña cuyo único propósito es tratar de normalizar ese estilo de vida. Algunos miembros de la comunidad bloguear gay admiten que la escena “no fue rompedora bajo ningún concepto” pero aún así la alabaron por ser “un pequeño momento de normalización” –que es exactamente por lo que nos parece tan peligroso”.

“No ha sido mencionado en la mayoría de los principales medios de comunicación, lo cual podría interpretarse como aceptación –cuando en realidad es porque sucedía muy rápido. Pero la escena fue incluida e intencionalmente no anunciada antes del estreno de la película, con la esperanza de que pasase desapercibida y así se pudiera exponer al mayor número de niños posible”.

“Toy Story 4 es el último sitio en el que los padres podrían esperar que sus hijos se vean enfrentados a contenido que alude a la orientación sexual. Cuestiones de este tipo ese tipo están siendo introducidas demasiado pronto y demasiado rápido. Es extremadamente común, pero innecesario”.

“Una vez más, Disney ha decidido ser políticamente correcto en lugar de producir entretenimiento favorable a las familias. Disney debería ceñirse al entretenimiento en vez de reforzar una ideología y exponer a los niños a temas controvertidos”.

Por increíble que parezca, más de 12,000 personas ya han firmado una petición a Disney para protestar porque la compañía habría “atacado a las familias por la espalda de forma intencionada” al no mencionar que una pareja de madres figuraría al fondo de una escena.

Mientras tanto, Toy Story 4 ya lleva recaudados casi 580 millones de euros y es la cinta animada más taquillera de 2019 –lo que, sumado al 98% de aceptación crítica que ostenta en Rotten Tomatoes, hace difícil pensar que esta campaña quite sueño a Pixar / Disney.

 

Por La Redacción
Fuente: Cine 54