Santo Domingo, República Dominicana • Jueves 22 de Febrero, 2024
domingo 21 agosto, 2022

El espectacular vestido de novia (con volantes) de Jennifer Lopez

Una boda de tres días (comenzó el viernes y terminará hoy) que alcanzó su momento álgido el sábado por la tarde cuando Jennifer Lopez apareció blanca y radiante en el altar.

Redacción.- Por segunda vez en menos de dos meses, Jennifer Lopez y Ben Affleck han vuelto a darse el 'sí, quiero' en una ceremonia celebrada en Georgia, donde el actor posee una plantación de estilo sureño.

Aunque la pareja ya selló su amor de manera oficial el pasado 16 de julio con una íntima boda en Las Vegas, ahora ambos han querido realizar una celebración más multitudinaria a la que han acudido familiares y amigos.

Una boda de tres días (comenzó el viernes y terminará hoy) que alcanzó su momento álgido el sábado por la tarde cuando Jennifer Lopez apareció blanca y radiante en el altar.

Unas imágenes que ya han dado la vuelta al mundo y en el que se puede apreciar la majestuosidad y la relevancia fashion de su vestido de novia.

Para su gran día, Jennifer apostó por un vestido de corte sirena con una espectacular falda de volantes del diseñador Ralph Lauren. Unos volantes que algunos han interpretado como un guiño folclórico a la cultura española. Tras encontrarse en el altar y darse, de nuevo, el 'sí, quiero', la pareja se realizó unas fotografías junto a todos sus hijos.

Tanto los que la cantante comparte con Marc Anthony, como los que Ben tuvo con Jennifer Garner, estuvieron presentes.

Las ausencias más sonadas fueron precisamente la del cantante latino y la de la actriz y exmujer de Ben. Según amigos íntimos de ambos, ninguno pudo acudir al enlace debido a compromisos profesionales, pero los dos expresaron sus mejores deseos para los recién casados.

Una boda de tres días: spa, barbacoa y fuegos artificiales
Jennifer y Ben planearon todo un fin de semana de diversión para sus invitados y por ello se encargaron de que recibieran un tratamiento VIP. Se habilitaron servicios de spa para todos ellos y se les ofreció la posibilidad de realizar recorridos por los paisajes montañosos en quad.

El sábado por la noche tuvo lugar un precioso espectáculo de fuegos artificiales sobre el río y el domingo, y para contrarrestar la resaca, la pareja puso el punto y final con una barbacoa al más puro estilo americano.

 

 

Por La Redacción
Fuente: Carmen Raya
Harper's Bazaar