Santo Domingo, República Dominicana • Martes 24 de Abril, 2018

Sólo la ADP destruye la ADP

Negar que el sistema educativo aún tiene lagunas graves y elementales equivale a tener una visión miope ante el compromiso que representa la escuela para el país.

De hecho, lo que da origen en el 2013 a la inversión del 4% del PIB (Producto Interno Bruto) es la decisión de cambiar el rumbo de la escuela dominicana.

La población lleva un lustro cumpliendo con esa inversión.

Sin embargo, el resultado de la “Evaluación Diagnostica Nacional de Tercer Grado de Primaria” no arroja resultados poco prometedores: un 50% de los alumnos alcanza niveles elementales, un 12% satisfactorios en lengua española y el 27% en matemáticas. Los evaluados fueron 180 mil estudiantes del sector público y privado.

Tenemos un diagnostico tristes…y tenemos que colegir de los resultados que nuestros niños “no saben leer ni dominan las matemáticas”, lo que de adultos se traduce en que no sabrán razonar, al menos, más allá de los conceptos básicos.

¿El problema será de recursos, salarios o faltan aulas?, no. Materialmente todo está garantizado con el aporte del 4%.

El problema es medular y tristemente debemos enfocarlo en el recurso humano (la plantilla de profesores). El profesorado tiene la responsabilidad de guiar la formación temprana del niño en las aulas, en sumas, el futuro del país está en sus manos.

La realidad nos está dando en la cara.

Mientras tanto tenemos una Asociación Dominicana de Profesores (ADP) que invierte tiempo y energía en ver fantasmas, como denunciar la supuesta destrucción de ese gremio.

Apoyamos que la ADP reclame mejores condiciones para sus miembros, nunca estaremos en contra de ese derecho y nadie puede oponerse, pero si le exigimos cultivar la cultura autocrítica.

Los profesores deben comprender que actualmente transitan un trecho complicado en su imagen como entidad y que el país tiene los ojos puestos sobre ellos.

El momento aconseja buscar los resultados de esa prueba y razonarlas completamente con su colectivo.

Ahora no es el Ministerio, sepan que quien reclama resultados por su inversión es el país, por eso estén atentos porque “sólo la ADP destruye la ADP”.

 

Escribe tu comentario: