Santo Domingo, República Dominicana • Lunes 10 de Agosto, 2020

Elecciones: Leonel y por qué

Los dominicanos tendrán este domingo 05 un nuevo encuentro con la historia y la democracia.

Ese día serán celebradas las elecciones extraordinarias generales, proceso al que están convocados 7,487,040 electores, de los cuales 3,828,786 son mujeres y 3,658,254 son hombres.

Estas elecciones encuentran al país en un contexto especial: primero librando una dura batalla con la temida pandemia del COVID-19, y segundo, en una enigmática apuesta por el futuro institucional y político de la nación.

El momento implica para todos los dominicanos compromiso, serenidad, racionalidad y alta capacidad para seleccionar a la persona ajustada a la coyuntura que pueda dirigir el país el próximo cuatrienio.

Esta diametral circunstancia también nos obliga como medio de comunicación, no es usual en la prensa dominicana, a fijar posición sobre el porvenir del país, algo que no soslayaremos porque tenemos un compromiso inquebrantable con la nación.

En eXtra Digital somos abanderados de la pluralidad y es lo que nos mueve a dar un paso hacia adelante consciente de que intentarán estigmatizarnos, pero basamos este accionar en nuestra misión y la responsabilidad.

El país debe avanzar al conjunto con sus ciudadanos y este tendrá, en algún momento, que superar el clientelismo electoral. Creemos que es necesario que aprendamos a elegir un representante por propuestas y coyuntura, no por el reparto de canonjía, de funditas y otras artimañas humillantes.

Hacemos pública nuestra ponderación en favor de que el expresidente de la República Leonel Fernández por ser la persona idónea para tomar las riendas, claro esto si la población comparte el criterio de que es la más calificada para sortear las crisis institucional, de salud y económica que se avecinan.

No obstante, queremos dejar claro que nuestra posición jamás implicará un adocenamiento personal ni a ideas político-partidistas y mucho menos a gobierno de turno.

Tampoco pretendemos, al externar nuestra posición, denostar a candidatos como Luis Abinader del Partido Revolucionario Moderno; Gonzalo Castillo por el Partido de la Liberación Dominicana y Guillermo Moreno de Alianza país. Cada uno posee virtudes y defectos, incluyendo el propio Fernández.

Tampoco podemos dejar de reconocer las condiciones de Ismael Reyes del Partido Demócrata Institucional y Juan Cohen del Partido Nacional Voluntad Ciudadana.

Aclarado eso, ponderamos a Fernández, postulado por la Fuerza del Pueblo, por vez primera fuera del PLD y con un partido con 8 meses de fundado, porque el haber gobernado en tres ocasiones representa la experiencia.

Ese es un valor agregado, que bien combinado con su prestigio internacional, estamos seguros que ayudarían a una rápida recuperación de la economía dominicana.

También concebimos que el pasado mandatario es dueño de la parsimonia que exige el futuro inmediato, amén de la pericia de ya haber gobernado con un Congreso Nacional opositor y manejar varias crisis en sus mandatos.

Actualmente encuestas de prestigio sitúan a Fernández en un lejano tercer lugar.

Sin embargo, el exmandatario durante el desarrollo del presente proceso demostró cualidades de tenacidad y consistencia, dejando ver que es dueño de una fuerza silente en su anterior partido que pudiera voltear los vaticinios y alcanzar una segunda posición que podría fuerzar a una segunda vuelta electoral, algo con lo que quizás no están contando sus adversarios.

Afianzamos también este criterio por el hecho de que el presidente Danilo Medina salió al ruedo electoral a buscarle votos a Gonzalo Castillo, su pupilo, una semana antes del proceso, algo que fracciona aún más el voto.

Somos respetuosos de la voluntad popular y de que el pueblo se exprese electoralmente con libertad, pero insistimos en que el momento necesita de la madurez, templanza y conocimiento de la operatividad, inmediata y futura del Estado, y Fernández posee esas condiciones.

A pesar de ello y, en caso de ser el elegido, el exmandatario debe comprender que debe comportarse a la altura de la oportunidad que le estaría brindando el país, especialmente haciendo un compromiso con la transformación estructural que necesita esta media isla.

El domingo es el día “D” y es la oportunidad que ofrece la vida democrática para decidir.

Aprovechamos para exhortar a los convocados a sufragar en orden, madurez y civismo, pero guardando las medidas preventivas y las normas de distanciamiento para evitar contagios de coronavirus.

Sepamos que el país no termina este domingo…¡Que Dios nos ilumine!

 

 

 

 

COMENTARIOS (1)

  • Ingrid dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, solo el puede sobrellevar la situación en qué estamos y las que vendrán, no soy Leonelista , lo que soy es realista y una persona concientes y entiendo que es la única garantía...
    Nota muchos me han criticado por mis publicaciones y parecer pero la verdad es que estoy emitiendo mi opinión porque las cualidades solo la tiene el.

  • Los comentarios estan cerrados para esta noticia.