Santo Domingo, República Dominicana • Martes 21 de Enero, 2020

El profe y la ADP

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, fue un actor, productor, guionista y comediante del cine mexicano. Partió de este mundo terrenal hace 26 años.

Mario Moreno saltó a la fama al caracterizar a Cantinflas, un personaje icónico del cine latinoamericano y que se asocia a la identidad nacional de México, que rompió esquemas y barreras idiomáticas al exponer diálogos de forma “disparatada e incongruente y sin decir nada con sustancia”, aunque cada expresión cargaba un mensaje humano y social inigualable.

Cantinflas tuvo vínculos muy estrechos con la República Dominicana, a través del profesor Juan Bosch, a quien consideró como su amigo.

Hoy el mundo y las letras reconocen su gran aporte, trascendencia, la labor filantrópica y su sencillez que no solo asumió personalmente, sino que también proyectó de manera magistral con su personaje en la gran pantalla.

Entre sus grandes aportes está “El profe”, película que escribió y protagonizó en 1971.

El film cómico narra la historia del profesor de educación primaria Sócrates García Cantinflas quien fue a administrar una escuela ubicada en el apartado pueblo de El Romeral, lugar donde se enfrenta a un cacique que no tenía interés en que la población avance, rechazando tajantemente la idea de construir una escuela porque era la forma de él garantizarse el control de todo lo que en ese territorio ocurriera.

Traemos a colación la película El profe porque a casi el medio siglo de proyectarse, dicho material contiene una carga pedagógica importante y muy vigente de cara a la realidad que vive el sistema educativo de nuestro país.

Incluso, nos atrevemos a sugerir que sea proyectada por las universidades dominicanas en las escuelas de maestros como contenido esencial en la formación de un bachiller que decidió enrumbar su vida profesional en un oficio tan sagrado como el magisterio.

Igualmente sería loable que la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) visualice la película entre sus miembros y la fomente en los planteles, previo al anuncio de suspender la docencia el próximo viernes 13 por motivo de las fiestas navideñas y el llamado a paro que tienen programado para exigir reivindicaciones.

Los estudiantes, hijos de los dominicanos que aportan el 4% a la educación, perderán una semana de docencia si la ADP concluye el cuatrimestre el próximo viernes, incumpliendo así con el calendario escolar y el compromiso asumido, pese a que las notas de la prueba PISA 2018 quemen a nuestros niños, y de paso, a quienes los forman.

Es inaceptable este llamado de la ADP, la coyuntura invita a reflexionar.