Santo Domingo, República Dominicana • Martes 18 de Junio, 2019

Venezuela recurre a perforadora desconocida para producir crudo

PDVSA y Venezuela, donde se encuentran las mayores reservas de crudo del mundo, terminaron el 2018 con mal pie debido a que las ventas en el extranjero cayeron al nivel más bajo en casi treinta años.

Redacción.- Dado que las perforadoras más conocidas no están dispuestas a intervenir, Venezuela ha recurrido a una compañía estadounidense constituida recientemente para apuntalar la producción de sus reservas de crudo, las mayores del mundo.

Schlumberger Ltd. y Halliburton Co., las mayores proveedoras de servicios petroleros del mundo, han anunciado que pasaron a pérdidas conjuntamente más de US$2.000 millones en facturas impagadas en Venezuela desde el segundo trimestre de 2017. En consecuencia, el país sudamericano no tiene otra opción que recurrir a las empresas de servicios secundarios ante el desplome de sus exportaciones de petróleo a un mínimo de 28 años.

El resultado: un acuerdo con la estadounidense Erepla Services LLC, constituida en 2018, para aumentar la producción en los campos Tía Juana, Rosa Mediano y Ayacucho 5 a cambio de la mitad de la producción de petróleo, según documentos a los que ha tenido acceso Bloomberg. Según el contrato, Erepla aportará plataformas y equipos en los campos en tierra, con una opción de ampliación durante otros 15 años.

«El acuerdo otorga a Erepla, con sede en Estados Unidos, mayor participación en la gestión y una estructura de pago innovadora diseñada para evitar las deficiencias que han afectado los proyectos anteriores», dijo Harry Sargeant III, director de Erepla, en un comunicado.

Desglose de las ventas
Todo el petróleo producido será comprado inicialmente por Erepla Trading a Petróleos de Venezuela SA, la empresa estatal de energía. PDVSA obtendrá el 50,1 por ciento de cualquier reventa posterior, mientras que Erepla obtendrá el 49,9 por ciento. El acuerdo otorga a PDVSA derechos de supervisión, pero no control operacional.

«Creemos que el nuevo modelo creado en este acuerdo va en el interés nacional de Estados Unidos y del pueblo venezolano», dijo Sargeant en el comunicado. La compañía trabajará «en consonancia con las sanciones económicas impuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, así como otras leyes aplicables de Estados Unidos y Venezuela», dijo.

La ausencia de la participación estadounidense en el sector petrolero de Venezuela solo «creará una oportunidad para que los intereses rusos y chinos accedan a la reservas de petróleo venezolanas, un resultado que sería perjudicial para los intereses estadounidenses», se indicó en el comunicado.

PDVSA no quiso comentar sobre el contrato
No es la primera vez que Venezuela, que en el pasado fue el mayor exportador de petróleo de América Latina, se ve obligada a recurrir a empresas menores dentro de la industria en busca de ayuda. En 2017, Horizontal Well Drillers LLC -una compañía relativamente desconocida incluso en su ciudad natal de Purcell, Oklahoma- fue contratada para explorar tres áreas en el Cinturón del Orinoco.

PDVSA y Venezuela, donde se encuentran las mayores reservas de crudo del mundo, terminaron el 2018 con mal pie debido a que las ventas en el extranjero cayeron al nivel más bajo en casi treinta años. El contrato entre PDVSA y Erepla se firmó en noviembre, pero todavía no se traducirá en barriles adicionales.

Venezuela se ha convertido en blanco de sanciones económicas impuestas por Estados Unidos. En noviembre, Erepla solicitó una licencia para trabajar en Venezuela a la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro.

Con un cierre del Gobierno y la posibilidad de que Estados Unidos pueda endurecer aún más su postura, no está claro cuánto podría tardar la licencia. El departamento no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios enviada por correo electrónico fuera de horario laboral.ç

Por La Redacción
Fuente: Lucia Kassai, Ben Bartenstein
y Fabiola Zerpa
Bloomberg