Santo Domingo, República Dominicana • Martes 28 de Marzo, 2023
martes 5 abril, 2022

República Dominicana entre países con menores ingresos y mayor capacidad de endeudamiento

En promedio -en la región- la carga financiera de los hogares es moderada, y destinan alrededor del 15 por ciento de sus ingresos para el pago de la deuda.

Santo Domingo.- El nuevo informe económico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indicó, mediante un informe, que las medidas de política pública implementadas por los países de Centroamérica y República Dominicana, como la moratoria en el pago de créditos y la flexibilización regulatoria, surtieron efecto para mitigar el aumento de la mora y la caída en el crédito bancario para empresas y hogares en la región durante la pandemia del COVID-19.

Además, como consecuencia de la contracción económica causada por la pandemia, las restricciones en las cadenas de suministro comercial y el turismo en menor escala, los países de Centroamérica, México, Panamá y República Dominicana se vieron enfrentados a un duro desafío en sus economías.

El crédito representó una de las herramientas para mitigar los efectos de la crisis para millones de hogares y empresas.

El informe señaló que el crédito al sector privado, en particular a hogares, se recuperó en 2021.

Entre el 20 y el 43 por ciento de los hogares de la región recibieron flexibilidades de pago para sus préstamos en mayo de 2021, lo cual fue determinante para el pago de las cuotas de las deudas, contribuyendo a mitigar la permanencia en cartera vencida.

En promedio -en la región- la carga financiera de los hogares es moderada, y destinan alrededor del 15 por ciento de sus ingresos para el pago de la deuda.

No obstante, el estudio resaltó que más de la mitad de los hogares en la mayor parte de los países de la región señala no tener deuda, lo cual podría indicar que la inclusión financiera continúa siendo un reto de desarrollo de mediano plazo para los países mencionados en el informe.

En este sentido, las iniciativas de protección social y la creación de nuevos programas de asistencias desarrolladas durante la pandemia para hacer llegar las ayudas, como la apertura de cuentas bancarias y sistemas de pago electrónicos que avanzaron en la bancarización, han favorecido la inclusión financiera.

Al mismo tiempo, existe un porcentaje importante de hogares que se encuentra sobreendeudado (es decir, que dedica 30 por ciento o más de su ingreso al pago de deudas), alcanzando a cerca del 20 por ciento de los hogares de la región, en promedio. La incidencia del sobreendeudamiento parece decrecer con el nivel de ingreso, revelando una menor educación financiera en hogares de menores ingresos.

Los resultados también muestran que, entre hogares de similares características, aquellos que están sobreendeudados enfrentan un mayor gasto en salud toda vez que tienen una mayor probabilidad de recibir un tratamiento médico. Todo esto indica que la provisión de programas de educación financiera es clave para promover el uso responsable e informado de los instrumentos de crédito y evitar el sobreendeudamiento y sus riesgos económicos y sociales.

Por otro lado, en relación con el crédito de las empresas, la pandemia afectó principalmente la capacidad de pago de aquellas de menor tamaño que suelen depender del financiamiento obtenido mediante préstamos personales a sus propietarios, los cuales suelen registrar tasas de interés superiores al crédito corporativo.

Economía del comportamiento
Además de políticas públicas prudenciales y de acceso, se han identificado nuevas herramientas basadas en la economía del comportamiento que pueden ayudar a los individuos y pequeñas empresas a una toma de decisiones que les dé acceso a financiamiento bajo mejores condiciones, por lo que el estudio propone intervenciones para mitigarlos, como las políticas de incentivo al ahorro formal y al pago de deudas, la educación financiera, la información clara y transparente de los productos financieros y la inclusión financiera femenina.

Para las empresas, se listan políticas de incentivos a la inversión oportuna, de información sobre crédito empresarial y programas de capacitación financiera, especialmente enfocados en el emprendimiento femenino.

 

 

 

 

 

APOYA EL PERIODISMO INDEPENDIENTE

Si llegaste hasta acá… es porque te interesa la información rigurosa más allá del bombardeo informativo cotidiano.

Sin embargo, las noticias están bajo amenaza.

Hoy el sector comunicación enfrenta un desafío existencial sin precedentes: los ingresos publicitarios siguen cayendo estrepitosamente. Necesitamos de su ayuda.

Por años Extra Digital ha mantenido su libertad editorial siendo testigos de la desintegración de otros medios, el auge de informaciones erróneas, la competencia tecnológica y el ablandamiento de voces independientes.

La independencia significa para Extra Digital establecer su propia agenda y criterio informativo: libre de prejuicios comerciales y político, si como tampoco estar influenciados por propietarios o accionistas multimillonarios.

Su apoyo financiero significa que podremos seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto.

Cada contribución cuenta, grande o pequeña, para nosotros es muy valiosa.

Apoya a Extra Digital y al Grupo Informativo Dominicano, SRL., depositando desde RD$200.00, solo le llevará un minuto. Muchas gracias.

Cuentas: Grupo Informativo Dominicano, SRL.

Banreservas: No. 8100005298
Scotiabank: No. 77575885