Santo Domingo, República Dominicana • Sábado 08 de Agosto, 2020

Fabricantes de Conservas denuncian importaciones amenazan inversión RD$700 millones zafra tomatera

Félix García presidente de Fabricantes de Conservas del Agro.
Destacó que la presente zafra tomatera implica una inversión empresarial que supera los US$700 millones, y que se proyecta una producción superior a los 4 millones de quintales de tomate fresco para su industrialización.

Santo Domingo.- El presidente de la Asociación de Fabricantes de Conservas del Agro (AFCONAGRO) Félix García consideró que las importaciones están cambiando la siembra de productos en el campo “por la siembra de más pobreza, más hacinamiento y violencia”.

García pronunció el discurso central en el día de campo efectuado por Afconagro esté miércoles en la planta local de la empresa Transagrícola, para dar inicio a la Septuagésima Primera Zafra del Cultivo de Tomate Industrial en el país, actividad que contó con la participación de las principales autoridades del sector agropecuario.

Advirtió que la situación de importaciones generalizadas puede incrementarse, “ya que fruto de acuerdos comerciales, específicamente el DR-Cafta entre nosotros, Centroamérica y los Estados Unidos, en los próximos días, se pondrán en vigor más desgravaciones de productos agrícolas resultantes de ese acuerdo”.

Al respecto, pidió a las autoridades del sector agropecuario proteger a los productores de tomate industrial ante un aumento de las importaciones generalizadas, y en específico al administrador del Banco Agrícola, que involucre más a esa institución en el financiamiento de ese cultivo, porque “a los empresarios nos han dejado solos”.

Destacó que la presente zafra tomatera implica una inversión empresarial que supera los US$700 millones, y que se proyecta una producción superior a los 4 millones de quintales de tomate fresco para su industrialización.

En la actividad participaron el ministro de Agricultura, Osmar Benítez; el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández; el director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Emilio Toribio Olivo; el administrador del Banco Agrícola, Carlos Segura Foster, y el director del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), Francisco Caraballo, entre otros.

El empresario agradeció al presidente Danilo Medina por declarar el 2020 como Año de la Consolidación de la Seguridad Alimentaria, A su vez, llamó la atención del gobierno “para que, tal como lo hacen otros países con los que tenemos acuerdos, se estudien y exploren alternativas que garanticen la continuidad del sector agrícola, puntal de desarrollo en nuestro país, especialmente vigilar las importaciones de productos terminados hasta innecesarios o ridículos”.

Explicó que del cultivo de tomate industrial dependen miles de parceleros de la reforma agraria, y cientos de productores privados, e involucra una amplia cadena comercial e industrial que se deriva del cultivo, garantizando empleos fijos y móviles a más de 80 mil personas.

Refirió que la zafra del tomate industrial abarca un área general de 80 mil tareas, primordialmente asociados con pequeños productores distribuidos en 20 mil tareas en la región norte, y 60 mil en la región sur.

Mientras que el ministro Osmar Benítez consideró que el tomate es “un producto político, y de ahí que tenemos que protegerlo”, al tiempo que mostró satisfacción por los resultados y excelente calidad de la presente cosecha.

Además reiteró el apoyo del gobierno al sector tomatero, tomando en cuenta el impacto social y económico que representa para el país.

Afirmó que se ha reunido con todos los importadores de pasta de tomate, principalmente con los supermercados, para plantearles que si sus establecimientos comercializan miles de productos diferentes, “en el caso del tomate, yo quiero que tengamos cuidado, porque eso me genera inestabilidad en una zona de gente muy pobre del país”.