Santo Domingo, República Dominicana • Jueves 22 de Febrero, 2024
domingo 6 marzo, 2022

Juan Francisco: fue maltratado en equipo del Licey

Sin embargo, su regreso a Gigantes del Cibao llegó precedido de múltiples situaciones con Tigres, de las cuales habló por primera vez en su carrera en el espacio dominicano de los periodistas Vian Araujo y Ricardo Rodríguez, “Abriendo el Podcast”.

Redacción.- Juan Francisco es un nombre que por siempre estará asociado a la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM). Su paso por Gigantes del Cibao y por Tigres del Licey dentro de una carrera que inició hace más de una década y que lo vio transformarse de prospecto a líder histórico de cuadrangulares dentro del circuito ha dejado una cantidad de momentos imborrables en el deporte rey de los dominicanos.

Francisco fue cambiado desde los Gigantes como una joven promesa del béisbol, luego de ser el segundo seleccionado del Draft de Novatos LIDOM de 2007, estableciéndose como el mejor jugador de la liga y posteriormente, monarca de los cuadrangulares junto al Licey, desde donde nuevamente fue cambiado.

Sin embargo, su regreso a Gigantes del Cibao llegó precedido de múltiples situaciones con Tigres, de las cuales habló por primera vez en su carrera en el espacio dominicano de los periodistas Vian Araujo y Ricardo Rodríguez, “Abriendo el Podcast”.

La aparición en una entrevista para Francisco, quien confesó que era la segunda vez en su se sentaba a hacerlo, fue un evento peculiar en el cual finalmente, su versión de los hechos vio la luz.

Con respecto a los problemas que ocurrieron como miembro de Tigres del Licey, antes de ser cambiado y regresar a los Gigantes, Francisco fue muy claro indicando que sintió una falta de respeto y de consideración hacia su persona, iniciando por el entonces presidente Domingo Pichardo, luego de ser juramentado para la posición. En ese momento, el directivo indicó: “Juan, querido amigo, tú me vas a oír, ‘ponte en esto Juan, ponte en esto que ya no es como antes, hay muy buenos jugadores, más jóvenes que tú que están en el béisbol, gánate tú puesto, ponte en forma, bájame de peso, ya tú sabes lo que tienes que hacer, venir aquí a dar palos, que es lo que tú sabes hacer’. ¿Oíste Juan? Hablamos tú y yo después”.

Sobre ese incidente, Francisco indicó: “ese fue un comentario que a mí en lo personal no me gustó. Yo fui al play dispuesto a lo que él quisiera ese día. Soy una gente de poco hablar y digo que respeto trae respeto siempre. Cuando yo me levanto al día siguiente (de los comentarios) que veo las redes, mil llamadas y mensajes y yo no entendía qué estaba pasando”.

“Una persona que nunca me ha saludado cara a cara, no sé quién es la persona, si usted no me ha tratado, no sabe cómo soy, no busque sonido conmigo. Si usted quería decirme algo, podía decirle a la gerencia o a la oficina o a cualquiera de los peloteros ‘dile a Juan que yo me quiero reunir con él’ y ahí podía decirme todo lo que quisiera. Fue una falta de respeto, fui a buscarlo al play y nadie sabía dónde estaba. Elvira (Trinidad) y Junior Noboa fueron quienes me tranquilizaron”, añadió.

“Si él me llama y me dice ‘Juan vamos a hablar’ y me da explicaciones, yo lo entiendo, pero nunca me ha saludado ni sabe quién yo soy o cómo soy para venir a buscar sonido conmigo en las redes. Si hubiese sido otro, tiro un ramplimazo (indirecta) en las redes. Decidí dejarlo así, pero dejé claro que no quería que se repitiera esa falta de respeto”. Concluyó diciendo que nunca recibió una disculpa de parte del ahora expresidente.

Entró en detalles también de que el equipo decidió reducirle el sueldo durante varias temporadas y a pesar de que se mantuvo jugando, nunca hubo una explicación.

“Ellos duraron varios años bajándome el sueldo y yo ‘vamos a jugar pelota’, pero llegó un momento de que ya veo que la cosa es personal conmigo, porque uno se entera de todo. Veía que a los otros le suben (salario) y digo yo ‘por qué conmigo, si no te busqué problemas’. No me meten a jugar, voy a mi play, siempre voy a mi play, independientemente de lo que sea, juegue o no jugué, también estoy ahí”.

Entró además en detalles de una situación en la que se le acusó de no querer tomar un turno, explicando que había informado de que se retiraría durante una pausa en el encuentro, debido a problemas de salud. Francisco señaló que conversó con el coach de banca y con el asistente del dirigente, que no se sentía bien y que por primera y única vez se tuvo que ir del estadio, pero, según sus palabras, el equipo decidió sancionarlo, a pesar de que explicó su situación.

Las explicaciones de Francisco para lo ocurrido con el Licey demuestran las razones por las que el equipo decidió cambiarlo e incluso, el mismo jugador pidió en algunos momentos que quería ser cambiado por cómo se sentía. A pesar de ello, también menciona que tiene muy buenas relaciones con algunos miembros del equipo y que conserva amigos a los que estima dentro del club, pero no podía continuar en dicho ambiente.

 

 

 

 

Por La Redacción
Fuente: ESPN